Psicología Clínica

Psicología Clínica

Elena Gómez Barragués

 

 

Teléfonos: 983 308 265 / 625 760 422

CLÍNICA MÉDICA HIPÓCRATES

C/. Recoletas nº 7. 47006 Valladolid

www.policlinicahipocrates.es

¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA CLÍNICA?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Psicología Clínica es una especialidad de la Psicología que se ocupa de los procesos y fenómenos psicológicos y relacionales implicados en los procesos de salud-enfermedad de los seres humanos.

 

Su objetivo es el desarrollo, la aplicación, y la contrastación empírica de principios teóricos, métodos, procedimientos e instrumentos para observar, predecir, explicar, prevenir y tratar trastornos y enfermedades mentales, así como problemas, alteraciones y trastornos emocionales, cognitivos, del comportamiento, de la personalidad, y del ajuste a las situaciones problemáticas de la vida, incluyendo las enfermedades físicas y sus tratamientos. Todos estos trastornos, enfermedades, alteraciones, y problemas influyen en distintos niveles en los procesos de salud y enfermedad humanas, e interfieren con el bienestar físico y mental de las personas.

 

El campo de acción de la Psicología Clínica abarca la investigación, explicación, comprensión, prevención, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los trastornos mentales, así como de los fenómenos y procesos psicológicos, comportamentales, y relacionales que inciden en la salud y la enfermedad de las personas, desde una concepción integral y multi-determinada de la salud y enfermedad humanas. Para ello se vale de procedimientos de investigación científica contrastados y contrastables.

 

Desarrolla sus actividades en entornos sanitarios y socio-sanitarios públicos y privados, y en todas las etapas o fases del ciclo vital, actuando con:

– Individuos, parejas, familias, grupos.

– Instituciones, organizaciones y comunidad.

– En el entorno público y en el privado.

Y contribuye a:

– Mejorar y/o recuperar la salud y el bienestar físico y mental de las personas

– Mejorar la calidad de las prestaciones y servicios públicos y privados relacionados con la salud mental y física, tanto en el ámbito de la atención primaria como especializada.

– Planificar nuevas prestaciones y servicios sanitarios, en especial los relacionados con la salud mental.

– Asesorar a los poderes públicos sobre los cometidos propios de la especialidad, tanto en lo que se refiere a contenidos organizativos como clínico-asistenciales, de formación y otros.

– Favorecer la atención sanitaria a las personas desde una perspectiva inter- y multidisciplinar.

 

 

LA PSICOLOGÍA CLÍNICA EN ESPAÑA

 

En España, es una Especialidad Sanitaria, creada y regulada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Real Decreto 2490/1998, de 20 de Noviembre) que la considera una Ciencia de la Salud y la acredita mediante el título de Especialista en Psicología Clínica. La consecución de dicho título se realiza mediante el sistema de formación P.I.R.

 

P.I.R. son las iniciales de Psicólogo Interno Residente. Es un sistema de formación de postgrado remunerado, considerado actualmente como el mejor método conocido de formación de especialistas sanitarios. Elaborado y desarrollado conjuntamente por el Ministerio de Sanidad y el de Educación y Ciencia, ha sido creado a imagen y semejanza del sistema M.I.R (Médicos Internos Residentes), pionero en aplicar el método de la residencia para formar especialistas. Este método constituye actualmente el único procedimiento para obtener el título de especialista en cualquiera de las especialidades sanitarias (Cardiología, Traumatología, Ginecología, Psiquiatría, Psicología Clínica, etc...). A diferencia de lo que ocurre en medicina, que tiene múltiples especialidades, en el caso de la psicología sólo existe una especialidad, la de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica.

 

La residencia P.I.R tiene una duración de cuatro años y consiste en una formación eminentemente práctica pero complementada con una formación teórica, que se desarrolla en el marco de los Servicios Sanitarios Públicos. Comenzó a desarrollarse en el ámbito de Comunidades Autónomas en 1983, y en el ámbito estatal a partir de 1994; desde entonces, las convocatorias se han desarrollado con periodicidad anual. Se accede mediante un examen-oposición, al que pueden optar todos los licenciados en psicología que deseen obtener el título de Especialista en Psicología Clínica.

 

A lo largo del período de residencia, el P.I.R. realiza una serie de rotaciones por diferentes dispositivos de atención a la Salud Mental: Unidad de Salud Mental de Adultos, Unidad de Salud Mental Infanto-juvenil, Hospital de Día; Unidad de Estancia Breve (Agudos), Unidad de Media y Larga Estancia, Planificación Familiar y Sexología, Alcoholismo y Toxicomanías, Unidades de Conductas Adictivas, etc. De este modo adquiere una formación tanto teórica como práctica, recorriendo diferentes modalidades de atención en función de los distintos grupos de población (Infanto-Juvenil, Adultos, Ancianos) y de los diversos estadios de los trastornos psicopatológicos.

 

El título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica es requisito indispensable para poder trabajar como Psicólogo Clínico en la Sanidad Pública.

 

 

¿POR QUÉ SURGE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA?

 

La Psicología Clínica es una especialidad sanitaria de la Psicología cuya constitución como actividad profesional propia del psicólogo sobrepasa el siglo de antigüedad. Su aparición deriva del acervo de conocimientos científicos acumulados sobre la naturaleza de los trastornos y enfermedades mentales y físicas que afectan a las personas, de su carácter teórico-técnico, y de la necesidad de dar respuesta a un conjunto amplio de demandas sociales y científicas en el campo de la salud y la enfermedad humanas.

 

Sus aplicaciones son múltiples y en diferentes ámbitos. Entre ellas cabe destacar el desarrollo de instrumentos y procedimientos técnicos específicos, empíricamente fundamentados, para la evaluación, el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de los trastornos mentales, del comportamiento, emocionales, cognitivos, y relacionales así como para mejorar la comprensión y el abordaje de las repercusiones psicológicas que las enfermedades físicas y sus tratamientos tienen en las personas y en la evolución misma de esas enfermedades.

 

PSICOLOGÍA CLÍNICA: SALUD Y ENFERMEDAD

 

La Psicología Clínica concibe la salud y la enfermedad como procesos complejos en los que intervienen, en distintos momentos y en diferentes niveles causales, factores tanto psicológicos, como sociales y biológicos. La persona es considerada como un agente activo, tanto en los procesos de salud como en los de enfermedad. La salud se concibe como el mejor nivel posible de equilibrio, ajuste y desarrollo bio-psico-social de cada individuo. La Psicología Clínica es, por tanto, un ámbito de desarrollo teórico-técnico y profesional, específico y particular de la Psicología científica, pionero en considerar los procesos de salud-enfermedad en términos de redes complejas de interacción. Ello le ha permitido establecer nuevos marcos de trabajo aportando soluciones comprehensivas frente a problemas que, como los que afectan a la salud humana, están multideterminados.

 

En consonancia con lo expresado, la Psicología Clínica viene experimentando desde su aparición en la escena científico-profesional a finales del siglo XIX, un crecimiento y evolución constantes, de tal manera que hoy resultan indiscutibles y necesarias sus aportaciones en ámbitos y problemas muy diversos relacionados con los procesos de salud-enfermedad, lo que a su vez exige niveles crecientes de especialización.